Saltar al contenido
Medieval, tu Web Especializada en la Edad Media

Gotica

El estilo gótico, estéticamente ornamentado y conceptualmente trascendente, es una de las corrientes arquitectónicas más distintivas del mundo. Aunque tuvo su origen en la Edad Media, este movimiento ha cautivado al público por varios siglos, como se puede ver en algunos de los edificios más hermosos de Europa.

Si bien el enfoque gótico parece ser una forma novedosa de arquitectura, su característico estilo fue moldeado por diversas influencias. Aquí exploraremos esta corriente, observando de cerca su rica historia, definiendo sus características y revisando algunos ejemplos de arquitectura gótica.

¿Qué es la arquitectura gótica?

La arquitectura gótica es un estilo europeo de arquitectura que valora la altura y muestra una estética compleja y delicada. Aunque sus raíces son francesas, el enfoque gótico se puede encontrar en iglesias, catedrales y otros edificios similares en Europa y el resto de mundo.

Que periodo abarca.

Arquitectura gótica , estilo arquitectónico en Europa que duró desde mediados del siglo XII hasta el siglo XVI, en particular un estilo de construcción de mampostería caracterizado por espacios cavernosos con la expansión de muros derruidos por una tracería superpuesta . En los siglos XII al XIII, las obras de ingeniería permitieron edificios cada vez más gigantescos.

La bóveda de costillas , el contrafuerte voladory el arco puntiagudo (gótico) se utilizaron como soluciones al problema de construir una estructura muy alta y al mismo tiempo preservar la mayor cantidad de luz natural posible. Los paneles de las ventanas de cristal de colores brindaban sorprendentes efectos interiores salpicados de sol.

Uno de los primeros edificios en combinar estos elementos en un estilo coherente fue elAbadía de Saint-Denis , París ( c. 1135–44). Los años del Alto Gótico ( c. 1250–1300), anunciados por la Catedral de Chartres , fueron dominados por Francia , especialmente con el desarrollo del estilo Rayonnant . Gran Bretaña, Alemania y Españaprodujeron variaciones de este estilo, mientras que el gótico italiano se destacó en el uso de ladrillo y mármol en lugar de piedra.

Gótico (siglo 15) finales de la arquitectura alcanzó su apogeo en abovedados de Alemania Church Hall es. Otros estilos góticos tardíos incluyen el estilo británico perpendicular y el estilo francés y español extravagante .

Historia Arquitectura Gótica

Durante la Edad Media, un nuevo estilo de arquitectura surgió en Europa. Inicialmente conocido como Opus Francigenum, u “obra francesa”, esta corriente arquitectónica dominaba los gustos europeos–o mejor dicho, el de la Iglesia Católica Romana. Fue hasta el siglo XVI que empezó a ser conocido como “gótico”.

El estilo gótico se desarrolló a partir de la arquitectura románica, una estética medieval caracterizada por arcos, techos abovedados y pequeños vitrales.

La arquitectura gótica adoptó y adaptó estos elementos románicos para producir un nuevo estilo de construcción que presentaba arcos exagerados, bóvedas más grandes y ventanas más amplias. Sin embargo, además de reinterpretar estas características, la arquitectura gótica también abandonó una característica clave de la arquitectura románica: las paredes gruesas. Para construir edificios más altos y delicados con paredes más delgadas, los arquitectos góticos emplearon contrafuertes voladores para apoyarse. Estas estructuras de piedra permitieron a los arquitectos crear catedrales e iglesias monumentales que evocaban una sensación etérea y permitían “acercarse al cielo”.

Las siete características clave de la arquitectura gótica: desde la gárgola hasta el arco puntiagudo

¿Investigando las características de la arquitectura gótica ? ¡Bien, el estilo gótico transformó castillos, iglesias, catedrales y prácticamente toda Europa!

Esta forma de arquitectura se desarrolló debido a problemas arquitectónicos comunes en la época medieval.

En los años 1100s-1200, las habilidades de construcción eran extremadamente limitadas. Los castillos de piedra y las catedrales eran rudimentarios: oscuros, fríos y húmedos.

La arquitectura gótica intentó resolver algunos de estos problemas desagradables y creó edificios luminosos, agradables y aireados. Antes de lo gótico, la arquitectura era funcional. Ahora, la arquitectura se volvió hermosa.

Esta gárgola amenazadora que descubrí en Munich es un gran ejemplo de la arquitectura gótica. ¿Por qué construir un canal de lluvia simple, cuando podrías convertirlo en un monstruo?

Gárgola de gritos, ayuntamiento de munich

Algunos edificios góticos, especialmente iglesias y catedrales, como York Minster, en York, Inglaterra (la catedral gótica más grande del norte de Europa), se convirtieron en lugares impresionantes de piedad y adoración, como resultado de su fenomenal diseño gótico.

Muchos castillos también adoptaron algunas de las características de la arquitectura gótica. Se transformaron de ambientes de vida húmedos en residencias majestuosas, ligeras y agradables para los señores y damas que se encontraban dentro.

Un aparte! ‘Arquitectura gótica’ es un término retrospectivo. La gente medieval nunca lo habría usado.

En los tiempos medievales, esta forma de construcción se llamaba «el estilo moderno» . Más sobre la historia de la arquitectura gótica se encuentra más adelante en este artículo.

Las siete características clave de la arquitectura gótica

1. Grandes, diseños altos, que barrieron hacia arriba con altura y gracia

En los tiempos anteriores a la arquitectura gótica, los arquitectos de la Edad Media lucharon para extender el peso de las pesadas paredes de piedra.

Esto significaba que las torres debían ser cortas y edificios delgados. De lo contrario, el gran peso de los pisos altos haría que el edificio se derrumbara sobre sí mismo.

Una de las características fundamentales de la arquitectura gótica fue su altura. Las nuevas técnicas de construcción (como el contrafuerte volador, que se detalla a continuación) permitieron a los arquitectos repartir el peso de las paredes más altas y las torres más altas.

Todo esto significaba que los edificios góticos podían, literalmente, escalar nuevas alturas. Les permitió llegar hasta el cielo, perfecto para catedrales e iglesias.

La catedral que se muestra arriba es York Minster, una de las muchas atracciones de York, Reino Unido.

Esta es la famosa Catedral de Colonia. Es un asombroso ejemplo del estilo gótico.

Verá que he dispersado fotos de la Catedral de Colonia a lo largo de esta página, vea la foto que se encuentra arriba. Es una de las atracciones turísticas más visitadas de Alemania, y sobrevivió milagrosamente a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

Es un ejemplo fenomenal de arquitectura gótica, que muestra las siete características de este increíble estilo de diseño.

2. El contrafuerte volador

Estos contrafuertes voladores son una característica de la arquitectura gótica. Son parte de la catedral de San Vito en el castillo de Praga. Crédito: Patrick Gonzales CC-BY-SA-2.0

El contrafuerte volador es la característica externa definitoria de la arquitectura gótica. Estos contrafuertes actúan para repartir el peso de los altos muros. Apoyan la estructura transfiriendo la fuerza directamente al suelo.

Pero el contrafuerte volador no era solo práctico. También era decorativo.

Los contrafuertes voladores fueron a menudo elaboradamente diseñados. Parecían dardos y barridos alrededor de cada edificio, dando una sensación de movimiento y de vuelo. A menudo estaban decoradas con tallas intrincadas, dando una sensación de grandeza e importancia.

3. El arco puntiagudo

Un ejemplo moderno del arco puntiagudo característico.

La innovación del arco apuntado fue otra característica clave de la arquitectura gótica. Una vez más, su significado era a la vez práctico y decorativo.

El arco apuntado es un pequeño diseño robusto. Su forma distribuye la fuerza de los techos más pesados ​​y la pared voluminosa. Podría soportar mucho más peso que los pilares anteriores, simples y delgados.

Los arcos más fuertes también permitieron una altura mucho más vertical: literalmente alcanzaron los cielos.

El arco gótico no era solo un caballo de batalla. Tenía un valor estético y una belleza que influían en muchas otras características del diseño gótico, especialmente el techo abovedado.

El castillo de Malbork, en Polonia , tiene algunos ejemplos excelentes de techos puntiagudos.

4. El techo abovedado.

El techo abovedado fue una innovación que se derivó de los logros del arco apuntado.

Los delicados techos abovedados del castillo de Malbork en Polonia. Estos techos son otra característica de la arquitectura gótica. Crédito: Alexander Baxevanis CC-BY-2.0

Los techos irregulares y abovedados utilizaron la tecnología del arco en punta para distribuir la fuerza y ​​el peso desde los pisos superiores.

Estos soportes resistentes permitían que los techos fueran más altos que antes. (Aunque tenga en cuenta que la altura del techo no es uniforme). Esto proporcionó la impresión de altura, grandeza y elegancia.

La distribución de la fuerza dentro del techo abovedado permitió construir bóvedas en diferentes formas y tamaños. Anteriormente, las bóvedas solo podían ser pequeñas, circulares o rectangulares.

5. Luz, interiores aireados.

Antes de la arquitectura gótica, los castillos y los edificios medievales tempranos eran lugares bastante deprimentes.

Los castillos, en particular, eran húmedos y mohosos. La mayoría de los muros del castillo eran demasiado débiles para soportar techos de pizarra o piedra. Como resultado, muchas fortalezas tenían techos de madera. Típicamente, estos dejan entrar la lluvia.

Si eso no era lo suficientemente deprimente, estos viejos edificios tendían a ser oscuros y lúgubres. Generalmente no veían la luz del sol. Si tenían ventanas, estas eran generalmente pequeñas. La fuerza de las paredes colapsaría en sí misma si incluyeran grandes vidrieras.

La arquitectura gótica se esforzó por ser la antesis de este antiguo estilo medieval de construcción.

La arquitectura gótica acentuaba la luz, las ventanas luminosas y los aireados interiores, transformando los castillos e iglesias en entornos más agradables y majestuosos.

  1. Las gárgolas de la arquitectura gótica.

Una de las características más notables de la arquitectura gótica es la gárgola. Las gárgolas son pequeñas criaturas decorativas y monstruosas, ubicadas a lo largo de los techos y las almenas de edificios góticos y castillos.

Las gárgolas tienen un propósito práctico: son boquillas, que permiten que el agua de lluvia drene el techo y salga por la boca, antes de caer al suelo. (¡Guttering es una innovación relativamente reciente!).

Sin embargo, las gárgolas tenían otro propósito intencional. Fueron diseñados para infundir temor en los corazones de campesinos medievales mal educados, asustándolos en la iglesia o catedral.

Muchas gárgolas incluyen elementos de lo grotesco. Tenían rasgos xagerados, malvados o posturas amenazadoras, que habrían descendido desde lo alto.

En un mundo marcado por el miedo y la superstición, estas criaturas espeluznantes indudablemente habrían alentado a muchos a buscar consuelo y seguridad dentro de una iglesia o catedral. Allí, estarían protegidos de los demonios y ghouls que vagaban afuera.

La gárgola es una de las características definitorias de la arquitectura gótica, y permanece en la mente hasta hoy.

La arquitectura gótica marcó la primera vez que la belleza y los valores estéticos se habían incorporado al diseño de edificios.

Esto revolucionó la forma en que la gente medieval comenzó a pensar en los edificios. La arquitectura ya no era solo funcional, sino que comenzó a tener mérito y significado por derecho propio.

Se construyeron diseños cada vez más ambiciosos y ornamentados de la iglesia, la catedral y el castillo. La rivalidad y la competencia atrajeron a diferentes grupos de constructores para concebir y construir diseños más grandiosos y más decorativos, para la gloria de la región cristiana.